Los Anatemas más cerca que nunca

Posted: viernes, 5 de febrero de 2016 by Reino de Terror in
0




¡Saludos, mortales! Sabemos que hace mucho tiempo que no actualizamos nuestra biblioteca con noticias nuevas, pero os aseguramos que la espera habrá merecido la pena.

En primer lugar, nuestros escribas nos informan que la elaboración del libro está entrando en su recta final. Muchas han sido las cosas que han cambiado desde que se publicase la segunda Beta. Desde pequeños cambios en el sistema, hasta la inclusión de nuevos elementos que nos faltaban por pulir. A continuación os enumeramos algunos de los cambios más significativos:

  • Mejora del sistema y corrección de errores
  • Cambio en el sistema de economía e inclusión de una extensa lista de bienes y servicios
  • Remodelación radical de la creación de personajes, mucho más rápida e intuitiva
  • Cambio en las habilidades, eliminando algunas, actualizando otras
  • Terminados todos los árboles de talentos de las habilidades, ¡más de que 500 en total!
  • Mejorado y terminado el grimorio de hechizos. Ahora cada dominio esta completo
  • Introducción de un nuevo dominio: Trascendental
  • Introducción de un nuevo elemento: Los Retornados (música de misterio)
Y muchos otros detalles que hacen que esta obra nos ilusiones cada día más. Aún nos queda trabajo por terminar, como la elaboración del trasfondo, que pretendemos que sea lo más extenso y enriquecedor posible. Cada vez se ve más próxima la luz al final del túnel.

En segundo lugar, para los más impacientes, queremos terminar este artículo incluyendo un fragmento del trasfondo que hemos incluido recientemente. En concreto es un texto que sirve como introducción al mundo de Alborada. Esperamos que lo disfrutéis.


La Vida en Alborada

Como bien sabrás, querido lector, mi historia se desarrolla en Alborada. Si tuviera que definir el marco histórico de los años que he pasado aquí, podría afirmar sin albergar duda alguna que sería lo más parecido a la época del renacimiento europeo, entorno a los siglos XVI y XVII (no me pregustéis como puedo saber esto, simplemente lo sé).

           Alborada, mi tierra, es un enorme continente conformado por todo un crisol de reinos y naciones. Cada uno       de ellos posee su propia historia y cultura, y a lo largo de las Eras han ido evolucionando hasta convertirse en los estados que son en nuestros días. En esta rica pluralidad de reinos se esconden los ritualistas y brujos, quienes, camuflados entre la sociedad, conspiran para alcanzar sus perversos objetivos.

           Si buscas un conocimiento mayor sobre los brujos y el mundo del que hablo, te ruego, querido lector, que prestes atención a los próximos textos que, yo, un humilde escriba, redacté durante el transcurso de mi vida, con la única intención de alimentar la curiosidad y el conocimiento de quienes se aproximan al inefable mundo que conforma este Reino de Terror.

El Señor y su Feudo

El aspecto más relevante de los señores que gobiernan estas tierras es la importancia que otorgan a la herencia de sus títulos y propiedades: la Ley de Sucesión es, sin duda, el valor más esencial para la nobleza. Los primogénitos, ya sean varones o doncellas, son los herederos legítimos, seguidos por el resto de hermanos siguiendo su orden de nacimiento.

El título heredado proporciona privilegios, poder y riquezas; todos ellos provenientes del feudo del que son señores absolutos, con el único inconveniente de la pleitesía a su rey. La nobleza, sin embargo, implica la protección de los territorios propios, la recaudación de impuestos y ser juez de los crímenes acaecidos en su territorio, siguiendo las directrices reales o mediante una legislación propia/sus propias leyes; en cualquier caso, están limitados al ajusticiamiento de los reos, aunque esto, por supuesto, no siempre se cumple.

A pesar de que la mayoría de naciones están gobernadas por un rey, no en todas se comparte esta forma de feudalismo. En Armatra, el Emperador es elegido en asamblea; en Damuraq, los títulos se pueden comprar, mientras que Arión ni siquiera hay una forma de gobierno establecida.

Tras los reyes y nobles se encuentran las Órdenes de Caballería. Estas poderosas sociedades poseen títulos y tierras que hereda la propia orden. Su participación en las principales guerras ha resultado determinante a lo largo de la historia. Aún en nuestros días, su poder e influencia continúan siendo respetados y temidos. La mayoría de estas órdenes poseen orígenes religiosos, aunque muchas otras fueron fundadas por señores e incluso reyes.

La Ciencia y la Cultura

Esta Era, como todas las posteriores a la llegada de las deidades, está plagada de nimiedades mundanas como un mayor uso de la pólvora, creada en la anterior Era, debido al auge de cañones, arcabuces y pistolas; todo esto sin contar la reciente aparición de la pólvora roja.
La vida cotidiana está influenciada por la cartografía, la invención del astrolabio y el vidrio, y la inauguración de las primeras universidades.

           Esta Era, lector, está repleta de filósofos, estudiosos y artistas, algo que hay que agradecer al Dogma de los Iluminados; pero, a mi juicio, no existe distinción alguna entre ellos y los charlatanes, los paletos y los embaucadores.

La Religión y la Superchería

Desde hace Eras, los cultos religiosos de la Alborada son los Dogmas; a pesar de que cada uno defiende ideas y métodos de adoración diferentes, ninguno discute la existencia incuestionable de los Cuatro Dioses. La división que se ha dado a estas creencias inútiles/infames/heréticas/estúpidas consta de tres diferentes Dogmas: el de las Virtudes Cardinales, el de los Hijos de Hastyr y el de los Iluminados.

           La religiosidad en este mi mundo es libre, a los borregos no se les exige un culto ferviente ni estricto, ya que nadie cuestiona la existencia de Los Cuatro. Esta incuestionable creencia en las divinidades no impide que las supersticiones y las leyendas sigan estando muy presentes entre el pueblo, en especial entre las poblaciones más alejadas de las grandes urbes. Tampoco debes olvidar que forman parte de nuestras tradiciones y folclore.

           Estas supersticiones y creencias místicas no suponen un problema para los Dogmas. No son consideradas como una amenaza ni existe la necesidad de censurarlas. Sin embargo, en los cultos a los Anatemas sí existe una verdadera herejía, puesto que los consideran como una amenaza para las almas de los creyentes, de esta manera les otorgan los peores castigos al ser considerados como los peores criminales.

La Brujería y los Anatemas

Es necesario que sepas que quienes pactan con los Anatemas, así como los que practican las Artes Oscuras, son conocidos como Ritualistas o Brujos. Estas Artes Oscuras están compuestas por los rituales y hechizos que los demonios nos otorgaron a sus fieles seguidores.

           Los Anatemas, al igual que esos desdichados Cuatro, son venerados por una gran cantidad de cultos, al fin y al cabo, son los auténticos Dioses y algunos somos capaces de ver esa realidad. A pesar de esta devoción, no son llamados Ritualistas ni Brujos, sino únicamente Herejes.

Las Artes Oscuras son las herramientas que nosotros, los Brujos, utilizamos para lograr nuestros fines. Nuestros transcendentales objetivos. Te sorprendería saber que muchos de estos Ritualistas llevan conspirando desde hace décadas. Tampoco debo omitir el hecho de que los Brujos se encuentren escondidos entre la sociedad como personas comunes. Sea cual sea su estatus, desde el noble más influyente hasta un vulgar asaltador de caminos.

           Para mantener su condición alejada de toda sospecha, los secretos y la discreción son primordiales e incuestionables para los Ritualistas. Guardar con celo esta condición es, sin duda, un elemento indispensable para el correcto cumplimiento de sus planes y la mejor manera de protegerse de las sospechas.

           La mezcla de sus poderes y el secretismo es lo que los convierte, lo que nos convierte, en la mayor amenaza para los reinos y aquellos que los regentan. Por los reyes y reinas, por los pueblos, por los nobles y por los Dogmas, somos perseguidos y odiados. Por ellos mantenemos nuestra identidad oculta  hasta que el poder de los Anatemas convierta todo lo que os rodeará en un Reino de Terror.