Trannon en el Día del Orgullo Friki

Posted: miércoles, 25 de mayo de 2016 by Reino de Terror in
0


Hoy os traemos una publicación muy especial. Con motivo del Día del Orgullo Friki queremos presentaros a los Anatemas que gobiernan el Bezdibenis. Para estrenar este ciclo de presentaciones hemos escogido un pasaje del libro sobre Trannon, el Señor de Todo. Esperamos que lo disfrutéis. 

TRANNON
Señor de Todo; Esclavizador Eterno; Gran Dragón
Mi Supremo Señor Trannon, el Más Grande entre los Grandes. Suyo es el Poder, sea cual sea el significado que deseéis darle a esta palabra. Suyo es el Conocimiento. Suyo es el Control. Suya es la Fuerza. Y suyo es el propósito de ser el Señor de Todo.
A lo largo de las Eras se ha representado a mi Amo como un dragón de dos cabezas, sin duda se trata de una representación acertada, aunque muy lejos de la realidad. Tampoco se erraría al afirmar que posee dos rostros, pues así se me ha aparecido a lo largo de mi existencia; cada uno de ellos representa una personalidad, siempre cambiantes y opuestas entre sí. Evidentemente, las dos caras del poder, las consecuencias que este conlleva. Su guía hacia el poder siempre resulta imprevisible, pues desconocidos son los caminos que conducen a ello. Su voluntad nunca cesa en su principal deseo: atesorar almas, objetos y virtudes; en realidad, podría afirmar que prácticamente cualquier cosa, pues su avaricia sobrepasa los límites de la comprensión.
Sus manifestaciones siempre están precedidas por la oscuridad más absoluta, pues su afán por poseerlo todo es tal que roba la luz allá donde extiende su presencia. No en vano, Mi Único Señor es un maestro en el arte de manipular las sombras, la oscuridad y las pesadillas.
El rasgo más aterrador de todos los que posee, y a su vez el más desconocido, es el de Esclavizador Supremo del Bezdibenis, para ello se vale de la estupidez de los hombres. Su explicación es bien simple: de entre todas las cosas que ansía, sus preferidas son, sin lugar a dudas, las almas humanas. Una vez en su poder, su destino no es otro que ser encerradas y torturadas entre sus dominios dentro de La Torre. Arrodillaos ante el Señor por antonomasia de la avaricia y el despotismo más absolutos.

Relación con los Humanos
Aquellos que consagran su alma a Mi Señor Trannon saben que el precio por su ayuda es el más alto de todos, pues cualquier servicio o don que te otorgue deberá ser devuelto a un precio varias veces superior.
Pero este precio tiene sus recompensas. No hay nada que Trannon no pueda conseguiros y escasas las cosas que se libren de su afán de posesión: desde objetos mundanos, hasta poder, influencia, información o incluso posición. Es por esto que reyes y nobles caídos en desgracia recurren a Mi Maestro para recuperar su antiguo estatus.
Una cosa sí es cierta, mientras tengáis tributos que poder pagarle al Señor de Todo, vuestro poder en el mundo podrá ser ilimitado.

Formas de Aparecerse
La forma más común en la que se manifiestan Trannon es a través de una voz reverberante procedente de la oscuridad más absoluta, aunque no escasean los casos en que aborda los sueños de aquellos que le invocan, inundándolos de pesadillas y visiones horribles.
En muy raras ocasiones Mi Señor elige aparecerse la forma de dos enormes rostros flotantes compuestos de sombras y oscuridad. Ninguno poseerá rasgos definidos ni característicos, cambiando constantemente con el suave fluir de las sombras suspendidas en el aire. A pesar de ser un mismo ente, ambos rostros se comunicarán casi al unísono, cada uno expresándose de manera diferente, como si se tratara de dos individuos diferentes. Este tipo de manifestación tan solo es elegida para aquellos sirvientes que consideren más leales y dignos.

Formas de Comunicarse
Aquellos adoradores que deseen comunicarse con su maestro Trannon deberán hacerlo a través de una oración o una súplica. Siempre sumidos en la mayor oscuridad posible, es por ello que lugares como sótanos, cuevas y en general lugares alejados de cualquier fuente de luz son los favoritos por sus sirvientes.